viernes, 13 de enero de 2017

SUEÑOS DE PELICULA


Son los sueños los que nos llevan a escribir, el papel es el vehículo que utilizamos para tal fin, las palabras el utensilio para apartar la niebla de nuestro pensamiento más puro, y nuestra imaginación la máquina que une todos estos elementos para hacer posible la creatividad.
Algunos afortunados hacen realidad sus sueños, otros sueñan durante sus realidades, conformando este último grupo la gran mayoría de la población corriente de la calle y del día a día.
Según crecemos perdemos la inocencia del creer que nos acompaña durante la infancia, nos aferramos al materialismo de la vida, volviendo a soñar durante la vejez el retorno a nuestra infancia olvidada.
En un día de septiembre, mientras se acercaba el otoño, mis ojos lentamente batidos por el cansancio de la rutina de lo que ahora es mi vida con 87 años de edad, alegre de haber empezado en un siglo y seguir en el siguiente, sueños visionados como una película recorriendo en toda su longitud el pasado más claro que vivo, mi vida hecha realidad para ya no volver a necesitar de mis ojos nunca jamás!!!