sábado, 17 de septiembre de 2016

CORAZON DE CATALUÑA


Francesc Macià, político y militar español de ideología republicana e independentista catalán, fue Presidente de la Generalitat de Catalunya y falleció a los 74 años de edad en diciembre de 1933. Después de fallecer, fue embalsamado y extirpado el corazón con la idea de conservarlo en una urna de cristal. Sus restos mortales y la urna de cristal fueron enterrados en la Plaça de la Fe del cementerio de Montjuïc en Barcelona.
Durante la guerra civil de España y justo antes de la caída de Barcelona en 1939 en manos del bando Franquista, Josep Tarradellas, como presidente de la Generalitat en aquellos días, comunicó a la familia Macià y al ayuntamiento el traslado secreto de los restos de Francesc Macià a un panteón de propiedad del ayuntamiento donado por un antiguo alcalde de Barcelona, el cual no tuvo descendencia, con la intención de evitar la profanación de la tumba original por parte del bando franquista.  El panteón escogido era el lugar perfecto puesto que no tenía la previsión de ningún entierro en el futuro. 
La urna de cristal con el corazón que representaba el corazón de Cataluña, se extrajo también de la tumba original y pasó a estar en posesión de Josep Tarradellas durante decenas de años, la llevó consigo durante el exilio y se conoce que durante unos años estuvo depositada en una caja de seguridad de un banco de la localidad francesa de Tours.
Finalizada la etapa franquista y con el retorno desde el exilio de Josep Tarradellas a Catalunya como Presidente de la Generalitat, el día 2 de octubre de 1979 la nieta de Macià, Mª Teresa Peyri i Macià, acompañada por técnicos municipales acudieron a la supuesta “tumba secreta” para hacer las comprobaciones pertinentes para realizar el traslado de los restos de Francesc Macià a la tumba original que tendría lugar el día 10 del mes en curso celebrando un emotivo evento. Pero en ese panteón no encontraron los restos de Francesc Macià, nada delataba que hubiese sido trasladado en ningún momento a este panteón. Comprobaron la tumba original de Francesc Macià y allí encontraron su cadáver, con una bandera de Cataluña sobre él y una caja con las vísceras extraídas durante el embalsamamiento. El 9 de octubre en una ceremonia íntima devolvieron el corazón a la familia Macià en pleno, y al día siguiente, en una ceremonia íntima en la Plaça de la Fe del cementerio de Montjuïc al fin se reencontraron el cadáver, sus vísceras y su corazón.














2 comentarios:

  1. ¿Cómo puede ser que la tumba de un ciudadano tan insigne de Cataluña presente este estado de abandono? Desconocía la parte de la historia que cuenta el gran apego y fidelidad de Tarradellas por Macià. Echo de menos políticos de esa categoría en Cataluña y en general en toda España. Muy buen trabajo, Jordi, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmela,
      Entré en este lugar atraído por la majestuosidad de su singular arquitectura, hice las fotos con toda tranquilidad y al acabar me fuí a casa. Por el camino, como es de costumbre cuando salgo de los lugares que visito, mi cabeza era bombardeada por mis repetidas preguntas de siempre y solo había una solución, buscar la información del lugar. Al buscar la información me encontré con toda esta sorprendente historia. Una de mis conclusiones, el ayuntamiento, si realmente aceptó la donación del panteón por parte del propietario a cambio de mantenerlo en buen estado, es evidente que no mantiene el lugar y el estado del mismo es bastante decepcionante. Es un panteón realizado por un importante arquitecto de la época y artesanos de prestigio. Destacan las vidrieras, la escultura, la puerta forjada, etc...
      Puedo comentarte que a raíz de esta publicación ya me han comunicado que hay un grupo de personas hablando con el CBSA para conjuntamente exigir el mantenimiento del panteón al ayuntamiento.
      En cuanto a lo que comentas de la política actual, estamos de acuerdo, cuando hay votaciones, es difícil y al final voto por eliminación de candidatos,,,,, pero de todas maneras lo que queda tampoco es de mi agrado.
      Un saludo y gracias por tus interesantes comentarios
      Jordi Vall
      RECUERDO ABANDONADO

      Eliminar