domingo, 11 de diciembre de 2016

FUNERARIO EMBALSAMADOR


Martes 27 de octubre al anochecer, un funeral singular, el mismo día después de fallecer esa misma mañana. Tanta prisa fue considerada como indecente en el remoto e inaccesible cementerio en lo alto de la colina, donde los que acudieron tuvieron que cubrir una larga distancia a través de un camino tortuoso y embarrado por las lluvias torrenciales de la noche anterior. El funerario se mostraba nervioso mientras preparaba el cuerpo en la misma sala de autopsias en aquella peculiar mesa de obra y de poca altura, aunque obviamente trastornado por las circunstancias trataba de cumplir sus deberes profesionales con magnífico estilo y perfección. Sentado en una pequeña banqueta junto al difunto, mientras se secaba con un trapo sucio el sudor de su frente, el virtuoso funerario y enterrador aseguró su trabajo inyectando repetidas dosis a intervalos regulares de líquido embalsamador a base de una mezcla de metanol, formaldehido y etanol. Un amortajamiento a toda prisa pero brillante, excelente diría yo, con aquella expresión de paz y apariencia de vida  en el difunto este parecía dormido, por lo que una doble intención animaba a los asistentes a satisfacer su morbosa curiosidad y ese enfermizo interés de lo más macabro. Como de costumbre el resultado despertó una gran admiración entre sus paisanos y asistentes, aunque con su desatendida y sucia barba, más su conocida fanfarronería y la constante charla de mal gusto dirigida al difunto acababa por anular por completo todos los elogios que hubiese recibido.
Los servicios del sacerdote empezaron mientras el enterrador recogía su instrumental. Los comentarios del orador provocaron miradas furtivas y cruzadas entre los pocos vecinos y familiares. En suspensión en el aire una tensión encubierta de la que no pude precisar el origen inundaba la pequeña sala mal ventilada y pestilente. 
La pequeña comitiva caminó sobre las hojas secas del otoño hasta el pie de la escalera, mientras el féretro sobre la plataforma fue ascendido con ayuda de la manivela y de su molesto chirrido.
El enterrador empujaba con fuerza el ataúd hacía el interior del nicho número 26, una faena bien hecha pensó en su interior, y en otro interior allí presente, el sordo murmullo de rabia contenida seguía sin atreverse a desvelar la verdad acerca de lo ocurrido apenas unas horas antes.





































14 comentarios:

  1. No sé porqué es un tema que me atrae mucho, suelo visitar los cementerios cuando estoy de paso por cualqier pueblo, es algo superior a mí, estas fotos me han gustado mucho Jordi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasa lo mismo que a mí, los cementerios son como una montaña de sorpresas y recuerdos, epitafios interesantes, curiosidades, majestuosidad, cultura, etc...
      Me paso horas haciendo fotos en algunos cementerios, días y hasta meses he estado en alguno.
      En este blog hay bastantes reportajes de cementerios:

      APENAS UN INSTANTE
      ANGELES DEL REINO
      CAPILLAS DEL ULTIMO REZO
      DE VUELTA A LA NADA
      COLMENAS DE NOVIEMBRE
      CORREDOR DE LA CALMA
      ETERNIDAD PREMATURA
      OTORGADO PERMISO CANONICO
      CORAZON DE CATALUNYA
      NADA TERMINA
      INELUDIBLE SOLEDAD
      PUERTA DIVINA

      Deseo que todos ellos te emocionen
      Gracias por visitar este blog
      Un saludo
      Jordi Vall
      Recuerdo Abandonado

      Eliminar
  2. Me gusta mucho, aunque me resurta bastante tétrico y fuerte.
    Quizá le sobran algunas tomas generales de los lincho se repiten, en mi modesta opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es cierto, es fuerte y sorprendente, cargado de detalles y curiosidades.
      No pude estar mucho tiempo disparando fotos, tengo muchas más y es cierto que se repiten
      algunos pasillos, como es un reportaje las he dejado para mostrar en su conjunto la magnitud del laberinto que conforma el recinto.
      Gracias por visitar mi blog y dejar tu opinión.
      Un saludo
      Recuerdo Abandonado

      Eliminar
  3. Como siempre una original localización pero hoy te pongo un pero:
    Creo que en B/N pierde, el filtro que usas habitualmente pienso le da un carácter mas pronunciado a las tomas, vamos son solo cosas mías para variar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jabier!!
      Si, es cierto, tanto en BN como en color con el toque que tu comentas esta publicación quedaba genial. Me he decantado por el BN pq los cementerios siempre los hago en BN,, por ser fiel y dar continuidad a los reportajes de cementerios que hago.
      Gracias por visitar mi blog y por comentar
      Un saludo
      Jordi
      Recuerdo Abandonado

      Eliminar
  4. La historia del enterrador me ha dejado intrigada por saber qué ocurrió con el difunto, por qué tantas prisas y todo misterio en torno a su muerte. Reportaje estupendo una vez más, Jordi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmela!!!
      Después de publicar ya espero leer tus comentarios y opiniones. Captas a la perfección lo que intento transmitir. Dentro de esta historia hay miles de historias encerradas en cada uno de los nichos. Lugar que tenía ganas de visitar desde hace tiempo y no encontraba el momento. Dispuse de muy poco tiempo, 30 min dieron sus frutos, empezaba a anochecer y tuve que salir.
      Un encante especial desde luego, acompañado de algunas curiosidades.
      Un saludo
      Jordi Vall
      Recuerdo Abandonado

      Eliminar
  5. Jordi viendo tu reportaje he recordado el cementerio de mi pueblo , suelo ir cada año porque allí está enterrado mi padre, si no fuera porque ahora esta muy arreglado juraría que es ese cementerio,a mi me ocurre igual cuando voy me paro a mirar cada nicho y pienso que en cada uno hay una historia, además me trae los recuerdos de esas personas cuando vivían y yo vivía en el pueblo.....cuanto tiempo.....muchas historias.....los años pasan......te felicito por el excelente reportaje, saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!
      Has captado la esencia de este lugar, las fotos y el relato ha hecho resurgir emociones,,,, me ha gustado tu comentario, esas emociones que sientes son los resultados de lo que busco transmitir!!!,,,, es sorprendente y genial.
      todos los cementerios son similares y parecidos, este está olvidado de la mano de no sé quien,,, pero sigue estando en un deplorable estado.
      Si te gustan las fotos de cementerios hay varios reportajes en este blog.
      Un saludo
      Jordi Vall
      Recuerdo Abandonado

      Eliminar
  6. IMPRESIONANTE! Cuantas almas divagando... ¡Saludos Jordi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!
      Gracias por visitar este blog.
      Lo cierto es que entré en este cementerio a última hora de la tarde y
      era fácil notar como una especie de presencia, sin embargo, en repetidas
      ocasiones miré a un lado, al otro, me giré y no vi a nadie. Tuve la sensación
      de que me estaban siguiendo. Una sensación muy extraña.

      Felicidades por tu página: OLVIDADO Y DECADENTE, sigo tus fotos, me gustan!!!

      Un saludo
      Jordi Vall
      Recuerdo Abandonado

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho tu reportaje.Excelentes fotosy detalles.Los cementerios abandonados son joyas para el fotográfo urbex.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel!!
      Si, es un lugar sorprendente. Gracias por seguir este blog y por tus comentarios.
      Un saludo
      Jordi Vall
      Recuerdo Abandonado

      Eliminar